BIO

Nací en Buenos Aires, aunque siendo muy pequeño me llevaron a España. De ahí mi bilingüismo de acentos, argentino-español. Desde el principio tuve claro que no podría dedicarme a todas las cosas que me gustaban. La lista de oficios que quería aprender iba creciendo día a día: carpintero, cocinero, bombero, astronauta, karateka, mago y por supuesto… actor. Más adelante me di cuenta que ser actor me permitiría vivir muchas vidas y esto, junto a un gran deseo de hacer reír a los que me rodeaban, fueron la chispa para participar en algunos grupos de teatro amateur.

La responsabilidad de “estudiar algo que me asegurara un futuro” me impulsó a centrarme mucho en mi carrera universitaria: Licenciatura en Comunicación Audiovisual (una carrera con “muchísimas salidas”. Je). Al mismo tiempo, mi pasión por la música me permitió tocar en varios grupos de rock desde los quince años, comenzando a saborear la adrenalina que supone subirse a un escenario y exponerse ante el público.

Ante el panorama vital que se planteaba en España, decidí dejarlo todo e irme junto a mi mujer a América (del norte), gracias a una beca que le concedieron a ella para estudiar guión. Viendo que en la vida lo mejor es dedicarse a lo que a uno le llena de verdad, sin confiar en supuestas “salidas y seguros laborales” decidí retomar mi sueño de ser actor.  Al volver a España tuve la oportunidad de seguir formándome con grandes maestros, al mismo tiempo que comencé mi andadura profesional realizando diferentes trabajos interpretativos en publicidad, teatro y cortometrajes.

A finales de 2014 decidimos volver a cruzar el charco, otra vez América, pero esta vez al sur. En Buenos Aires pude desarrollar otra faceta comunicativa, el periodismo, ingresando en AmericaTV el 11 de Marzo de 2015. Ahí me dediqué principalmente a noticias de tecnología, redes y noticias internacionales colaborando en diferentes programas. Además comencé a hacer «stand up» (monólogos cómicos) y en Julio de 2018 presenté mi unipersonal de humor «Famosete» antes de volver a vivir a Madrid y esperar que la aventura continúe por aquí.